viernes, 31 de octubre de 2014

Mi ídolo

Ahora son fan de poster de Jordi Savall.
Ya le vi en Almagro con su grupo tocar la viola da gamba y conozco la belleza de los sonidos que arranca a ese instrumento tan antiguo, además es de las pocas personas interesadas en conservar el patrimonio musical español: menudo trabajo.


 
Pues bien, soy fan porque el ministerio de ¿educación? le ha dado el premio nacional de música al que ha renunciado en una carta dirigida al ministro Wert en la que expresa su malestar por "el desinterés y la incompetencia en la defensa y promoción del arte y sus creadores" (léase aquí). Sabias palabras.